Candil Noticias
Cómo escoger la fruta por el aspecto
Cómo escoger la fruta por el aspecto

Porque muchas veces elegimos a las personas por el físico, lo mismo debería pasarnos con las frutas que compremos.

Aquí tienes algunas claves para que siempre aciertes con tu elección:

 

  • Elige las que tengan colores vivos y con una consistencia firme, si están muy blandas pueden estar demasiado maduras.
  • Rechaza las que presenten golpes o magulladuras, así como las que tengan agujeros o moho.
  • Las frutas con tallo deben estar bien adheridas a él.
  • Si no las vas a cocinar, no las compres ya partidas, ya que no sabes el trato previo por el que han pasado.
  • Si adquieres varias en una malla, observa que estén todas bien, ya que si una está mala, las demás enseguida se contagiarán y al final habrá que tirarlas todas.

 

Aquí tienes algunas recomendaciones para acertar en la elección de las frutas más básicas en función de su aspecto:

 

  • Albaricoques y melocotones: son frutas muy delicadas, por eso deberás manipularlas con cuidado. Las mejores piezas deben estar firmes, pero blandas bajo la presión de los dedos.
  • Ciruelas y uvas: un truquillo, cuánto más estén recubierta de un ligero velo blanco en el que los dedos dejan una ligera huella, más frescas serán. En las uvas, el tronco por el que van sujetas debe ser flexible y verde.
  • Cítricos (naranja, mandarina, limón, lima, pomelo): no cojas los que tengan poco peso, seguramente carezcan de pulpa y jugo. Los que tengan la piel áspera será un indicativo de que tienen demasiada piel y poca pulpa y aquellos que tengan la piel esponjosa o seca, indicará que están pasadas.
  • Manzanas: rechaza las que sean demasiado pequeñas, deformadas o las que tengan magulladuras o manchas de color marrón parduzco en su piel.
  • Peras: como continúan madurando después de la recolección podemos elegirlas con diferentes grados de madurez. A la hora de comerlas mejor si están blandas, pero no demasiado, para saberlo, presiona con los dedos la zona que hay debajo justo del rabo.
  • Piña: simplemente tira con suavidad de una de sus hojas del centro. Si sale sin dificultad es que estará en su punto. También es importante fijarse en que el cuerpo no esté demasiado blando, con zonas blanquecinas o negras y que desprende un olor dulzón y agradable.
  • Plátano: puedes elegir el de Canarias que es más pequeño y tiene motas negras en su piel o el plátano macho que es de mayor tamaño, suele estar más verde y se utiliza para cocinar. En general, no los compres ni muy verdes ni que estén negros.

volver Image